Usuario Password Recordarme?

  • Traducir

  • Donativos

  • Publicidad

  • Protagonistas

  • Karakura

  • Capitanes

  • Tenientes

  • Ex-miembros G13

    avatar111.png

  • Espadas

  • Vizards

  • Fullbringers


  • Wiki Animers


Shigekuni Yamamoto-Genryusai

  • Autor: Bleachh
  • Cat: Capitanes
  • Fecha: ene 31,2008
xeem2q
Género Raza
Masculino Shinigami
Cumpleaños Debut Manga
21 de Enero Capítulo 81
Altura Debut Anime
1,68 m Episodio 24
Peso Seiyū
52 Kg Masaaki Tsukada

Yamamoto Genryūsai Shigekuni (山本元柳斎 重國) fue el Capitán de la Primera División y Capitán Comandante del Gotei 13. Su Teniente era Chojiro Sasakibe. Es el más anciano de todos y el fundador de la Academia de Shinigamis.

Tiene la apariencia de un hombre mayor con ojos rojos. Su rasgo más característico es la larga barba que posee y que le llega hasta la cintura, junto a unas cejas bastante pobladas, cayendo a ambos lados de su rostro. Está completamente calvo, con dos cicatrices que se cruzan en su frente, y la mayoría del tiempo tiene los ojos prácticamente cerrados, abriéndolos sólo cuando se pone serio o se sorprende.

A primera vista, debido a su edad y su postura, parece que estemos delante de un anciano al que la edad ya le está pesando, pero esta impresión está muy lejos de la realidad. Lleva el uniforme de Shinigami, pero su tamaño está muy exagerado. Además, siempre suele llevar su capa de Capitán por encima suyo, sin ponerse las mangas. Cuando se quita el uniforme y la capa, deja a relucir su cuerpo completamente musculado y lleno de cicatrices, producto de las incontables batallas que ha tenido a lo largo de su vida. Según Shunsui, esto no se ve a menudo. Después de su breve enfrentamiento contra Aizen, Yamamoto perdió su brazo izquierdo.

Cuando era mucho más joven, Yamamoto tenía el pelo de color negro a ambos lados de su cabeza, y estaba calvo en la parte superior. Además tenía un mechón grande de pelo que sobresalía en la parte posterior de su cabeza. También tenía cejas anchas y negras, al igual que su mostacho. Tenía tan sólo un cicatriz en su cabeza, cosa que hizo que le llamaran Eijisai. En su frente destacaban arrugas, al igual que debajo de sus ojos. En la época llevaba el uniforme negro típico de los Shinigamis.

Como Capitán General del Gotei 13, Yamamoto es muy respetado por la mayoría de los Shinigamis, sobretodo por Komamura, quien ve a Yamamoto como un benefactor que salvó su vida. Yamamoto sigue las leyes y regulaciones de la Sociedad de Almas al pie de la letra y espera lo mismo de los demás. No tolera la insurbodinación, e intenta castigar a aquellos que actúan de esa manera. Es fácil que se enfade delante de una posible traición, y puede ser muy agresivo en combate. Pero cuando está en un estado tranquilo, tiene incluso un aire de fragilidad, tal y como se puede comprobar cuando se queda dormido de pie esperando la llegada de Shunsui para una reunión. Debido a sus años de experiencia, Yamamoto raramente muestra signos de angustia o de sorpresa, tan sólo abriendo uno o dos ojos, los cuales están medio cerrados la mayoría del tiempo.

Yamamoto es muy leal a la Sociedad de Almas y se toma su trabajo muy en serio, esperando lo mismo del resto del Gotei 13. Su lealtad es tan grande que incluso se sacrificaría a él mismo y al resto del Gotei 13 para derrotar a cualquier amenaza, creyendo que es su deber el entregar sus vidas por el bien de la Sociedad de Almas. Otro ejemplo donde Yamamoto muestra su lealtad es cuando lo vemos claramente enfadado cuando Shunsui, Byakuya y Kenpachi pierden sus haoris y parece que no les importa demasiado. Para él, el haori representa su estatus como Capitanes.

Yamamoto aprecia las culturas orientales y es un maestro de la ceremonia del té japonesa y, por lo tanto, odia las tradiciones Occidentales, que eran preferidas por su Teniente Sasabike. Una vez al mes organiza una ceremonia del té en los cuarteles de la 1ª División.

Se trenza su propia barba y la retoca una vez al mes. También le gusta ser frotado con una toalla seca mientras toma el sol en su balcón.

 

spoiler

Hace unos 2100 años, Yamamoto era el Fundador “Genryū” e Instructor Jefe de la “Escuela Genji”, con el objetivo de dar formación a todas las almas que tuviera el poder suficiente como para convertirse en Shinigamis.Era un profesor en esta academia y enseñó personalmente a Shunsui y Ukitake, de los cuales ha admitido que está bastante orgulloso. Cuando se convirtieron en Capitanes, los veía como si fueran sus propios hijos.

Durante el tiempo de Yamamoto como profesor, Sasabike le solía visitar, siempre refiriéndose a él como “Eijisai-dono”, en referencia a la gran cicatriz que tenía en su frente, a pesar de saber que le molestaba. Sasabike insistía en que sería un error usar el nombre real de Yamamoto. Durante una de sus visitas, Sasabike le dijo a Yamamoto que quería ser su mano derecha y poder hacer cualquier cosa que Yamamoto no pudiera. Éste le dice que se convirtiera en  profesor pero Sasabike se negó.

A instancias de Yamamoto, Sasabike intentó derrotarle con su Bankai y, a pesar de que falló a la hora de derrotarlo, le dejó una cicatriz permanente en su frente, que se cruzaba con la que ya tenía. Los demás empezaron a referirse a él con un nombre distinto, debido a esta cicatriz nueva, pero Sasabike se negó a usar este nuevo nombre. Como resultado, Yamamoto decidió llamarse a sí mismo Genryūsai.

Mil años después, se convirtió en Capitán General del Gotei 13, cargo que ostenta hasta el día de hoy.

Hace unos 1000 años, no consiguió derrotar al líder del Vandenreich.

Un poco después de que Kenpachi se uniera al Gotei 13, Yamamoto le forzó a aprender Kendō, ya que no había aprendido ningún entrenamiento con la espada, debido al método que usó para convertirse en Capitán.

barpasado

Aproximadamente hace unos 110 años, Yamamoto era el Capitán General del Gotei 13, como en la actualidad, y también el más viejo de todos, seguido de Unohana, Shunsui y Ukitake. Se sabe que ellos 4 habían sido Capitanes del Gotei 13 durante al menos los últimos 100 años desde entonces. Lo pudimos ver empujando a Urahara dentro de los cuarteles de la Primera División, ya que iba a empezar la ceremonia de promoción. Yamamoto explicó que siete días antes hubo una orden de ascender a la Capitana de la 12ª División, Kirio Hikifune, cosa que hacía que quedara su plaza libre. Entonces notificó a varios Capitanes de la vacante y pidió que le dijeran candidatos para la selección de un nuevo Capitán. Poco tiempo después recibió la recomendación de la Capitana de la 2ª División, Yoruichi, para promocionar a su 3er Oficial, Urahara Kisuke. Al día siguiente Yamamoto llamó a Urahara para realizar su examen y para que él mismo lo juzgara, junto a Unohana y Ginrei, de esta manera podrían confirma que Urahara tenía cualidades para ocupar el puesto de Capitán. Finalmente los tres Capitanes aprobaron a Urahara como nuevo Capitán de la 12ª División.

10 años después Yamamoto convocó una reunión de Capitanes de emergencia, donde recibieron un reporte de las misteriosas desapariciones del Capitán de la 9ª División, Muguruma Kensei, y su Teniente Mashiro Kuna. Estos dos Shinigamis habían sido enviados a investigar la desaparición de otros miembros de la 9ª División. Entonces Yamamoto comentó que elegiría a 5 Capitanes para formar un equipo de investigación. En ese momento apareció un Urahara frenético y sin aliento y le pidió formar parte de ese equipo de investigación, ya que previamente había enviado a su Teniente Hiyori para buscar alguna pista sobre las desapariciones. Pero Yamamoto le denegó esta opción, cosa que hizo que Urahara protestase. Sin embargo intervino Yoruichi y le hizo callar.

Yamamoto continuó la reunión y seleccionó al capitán de la 3ª División, al de la 5ª y 7ª y les dijo que se dirigieran a investigar. También ordenó a Yoruichi que se mantuviese a la espera, mientras que ordenó a Ginrei, Shunsui y Ukitake hacer guardia en el Seireitei. Por su parte, Unohana se encargará de atender a los heridos en caso que fuera necesario. Cuando la Capitana de la 4ª División insistió en que era mejor atender a los heridos en el mismo lugar de las desapariciones, Yamamoto le dijo que no podía enviar a los sanadores sin el conocimiento total de la situación.

Luego, una vez que llegaron el Capitán y Teniente de la División de Kidō, Tessai y Hachi, Yamamoto le pidió al primero si había escuchado sobre las nuevas desapariciones, diciéndole también que quería que ellos dos fueran al lugar. Pero Shunsui le interrumpió y le preguntó si era buena idea enviar al Capitán y al Teniente de la División de Kidō cuando no tenían ni idea de lo que estaba pasando. Entonces Yamamoto le preguntó qué sugería él, y Shunsui le dijo que podría enviar a su Teniente Lisa.

Finalmente, con el escuadrón formado, Yamamoto los envió a todos a investigar las desapariciones.

Hace varios siglos, durante una rebelión que causó una guerra civil en la Sociedad de Almas, Yamamoto elogió las acciones de Kuchiki Kōga, dándole más tarde el liderazgo de un contingente especial de tropas. Pero más tarde, cuando Kōga se rebeló, el Capitán General ayudó a Kuchiki Ginrei a sellar al Shinigami con un hechizo de Kidō especial.

Lo vemos por primera vez en una reunión de Capitanes donde se trata el tema de que Ichimaru Gin ha fallado en matar a Kurosaki Ichigo. Nada más llegar, Gin empieza a discutir con el Capitán de la 11ª División, Zaraki Kenpachin y el de la 12ª, Mayuri. Yamamoto les dice que paren y luego le pregunta a Gin si ha sido informado del motivo por el que ha sido convocado. Luego le detalla que ha actuado sin permiso y que ha fallado en capturar al objetivo, cosa que cree que es inusual para un Capitán. Luego le pide que dé explicaciones.

Gin simplemente le comenta que no tiene nada que decir, cosa que confunde a Yamamoto. El Capitán de la 3ª División le dice que no tiene excusa y que ha cometido un error y que no intentará justificar sus actos. Entonces el Capitán general decide que Gin va a ser castigado, pero en ese momento se activa la alerta de intrusos. Poco después de que Zaraki se vaya, Yamamoto dispersa la reunión, comentando que el castigo de Gin ya se tratará más tarde. Luego ordena a todos los Capitanes que vuelvan a sus puestos de defensa. Más tarde autoriza la liberación de las zanpakutoh en el Seireitei.

Más adelante en la historia, aparece el día que tienen que ejecutar a Rukia, preguntándole su última voluntad, a la cual Rukia responde que dejen ir a sus amigos. Yamamoto acepta, pero en realidad le está mintiendo, lo único que quiere es que sea ejecutada en paz.

Cuando la doble hoja es liberada, Ichigo la para antes de que mate a Rukia, y luego, en el segundo ataque, los capitanes Shunsui y Ukitake la destruyen, usando el sello de la familia Shihou.

Ichigo lanza a Rukia hacia Renji para que los dos puedan escapar. Al ver esto, Yamamoto manda a su Teniente a perseguirlos, pero él, junto a Isane y Omaeda, serán frenados por Ichigo.

Sin embargo, lo que ha enfurecido realmente a Yamamoto, es la traición por parte de Shunsui y Ukitake, y decide darles castigo.  Para el Capitán General, cualquier Teniente es reemplazable, pero no puede pasar por alto lo que han hecho ellos dos. En principio Shunsui, Ukitake y Nanao Ise (Teniente de Shunsui) huyen usando el shunpo, pero cuando ya están bastante alejados, se dan cuenta de que Yamamoto ya ha llegado a donde estan ellos a una velocidad increible.

Despues de derrotar a Nanao tan sólo mirándole, y que Shunsui se la lleve a otro lugar para ponerla a salvo,Yamamoto recuerda lo años en la Academia de sus dos discípulos. Dice que siempre se ha sentido orgulloso de los dos, llegando incluso a considerarles como hijos propios. Pero, después de lo que ha pasado, ya es demasiado tarde para explicaciones y les dice a los dos Capitanes que se preparen para el combate. Pese a todo, Shunsui y Ukitake no tienen intenciones de combatir contra su maestro, pero éste les dice que no va a mostrar compasión hacia aquellos que se opongan a la justicia. Shunsui le replica y le dice que ellos han seguido su propio camino de la justicia y Ukitake continúa explicando que, gracias a lo que aprendieron de él, comprendieron que deben defender sus ideales.

Pero a Yamamoto no le convencen estas ideas y les dice que el sentido de la justicia individual, nunca se puede oponer al global. Dicho esto, se retira la parte superior de su uniforme y libera su shikai mostrando su zanpakutoh, que estaba camuflada en un bastón.

El escenario se ve envuelto en un oceano de llamas y les dice a los dos Capitanes que liberen sus zanpakutos sino quieren tener una muerte rápida. Una vez liberadas, Yamamoto admira a los dos únicas espadas gemelas de toda la sociedad de almas y en seguida empieza el combate, que se decanta rápido del lado del Comandante. Mientras están luchando, la Teniente Isane Kotetsu comunica a todos los Capitanes y Tenientes los verdaderos planes de Aizen y por lo tanto éstos tienen que abandonar la lucha para ir al lugar donde está Sousuke. Tras saber toda la verdad y tras ver como se escapaba Aizen con sus aliados a Hueco Mundo, Yamamoto decide perdonar a los ryoka. Mientras Aizen escapaba, Iba intentó acercarse a ellos y a la luz que les envolvía. Sin embargo, Yamamoto le dijo que no se acercara, ya que esa luz se llamaba “Negación” y era imposible penetrar en ella.

Yamamoto tiene escasa participación durante la invasión Bount. El Capitán General empieza a pensar que Mayuri está traicionando a la sociedad de Almas, ya que piensa en que quizá tiene cierto interés en que los enemigos logren sus objetivos, y envía a Byakuya a recolectar la información que pueda sobre los Bount.

Luego mantiene una reunión con los Capitanes restantes y les cuenta que los Bount están invadiendo el Rukongai y les explica los orígenes del enemigo. Después de esto, Yamamoto se queda en el cuartel general junto a Komamura, mientras que Ichigo y los demás derrotan a los Bount.

 

Después de la aparición de Ulquiorra y Yammy en el mundo real, Yamamoto convoca una reunión de Capitanes y luego envía a un grupo de Shinigamis a Karakura, liderado por Hitsugaya.

Más tarde, se pondrá en contacto con el Capitán de la 10ª División para informarle sobre los planes de Aizen. Le dice que no habrá guerra hasta el invierno y que, en ese momento, Sousuke pretenderá crear la Ouken, objeto que permite acceder a la dimesión donde vive el Rey de la Socierdad de Almas, destruyendo Karakura por completo. Al acabar las explicaciones, Yamamoto permite que Hinamori hable un rato con el Capitán. Sin embargo, Momo aún no ha superado el trauma de la traición de Aizen y el mismo Capitán General la deja inconsciente antes de que acabe su conversación.

Un mes más tarde, Inoue desaparece mientras cruzaba el dangai, acompañada por dos shinigamis. Ichigo dice que tiene la sensación de haber notao la presencia de Inoue y que ésta le ha curado las heridas. Al escuchar esto, Yamamoto llega a la conclusión de que la humana los ha traicionado y deniega la ayuda a Ichigo de ir a salvarla a Hueco Mundo, e incluso le prohibe ir allí. Por su parte, Rukia y Renji insisten en acompañar a Ichigo, pese a desobedecer órdenes de su Capitán General, pero Yamamoto ya había pensado en esta posibilidad y envía a Karakura a Byakuya y Kenpachi para que se los lleven de vuelta.

Poco tiempo después, Yamamoto empieza a preparar todos los detalles para la batalla. Contacta con Urahara para preparar el dispositivo que trasladaría Karakura a las afueras del Rukongai, dejando una copia perfecta de la ciudad en el mundo real, para poder combatir allí sin poner en peligro la vida de nadie y da la orden a Unohana, Byakuya, Kenpachi y Mayuri, de ir a Hueco Mundo para ayudar a Ichigo.

A Yamamoto, junto a Byakuya y Ukitake, le informan que Rukia y Renji han desaparecidfo y que la Segunda División los están buscando por todo el Seireitei.

Después de que Coyote Starrk vuelve a capturar a Orihime y se la devuelve a Aizen, se explica que Yamamoto ordenó la creación de una Karakura falsa para que los Capitanes pudieran luchar con toda su fuerza sin dañar la ciudad. Luego lo vemos con los demás Capitanes y Tenientes esperando la llegada de Aizen y sus fuerzas en Karakura.

Yamamoto preside el nombramiento de Amagai como Capitán de la 3ª División. Sin embargo, Shūsuke aprovecha su posición para intentar tomar venganza sobre el Capitán General, creyendo que había matado a su padre, Kisaragi Shin’etsu. Pero en realidad, Kisaragi fue enviado a una misión para investigar el clan Kasumioji y fue capturado por Kumoi, para luego ser usado como sujeto de prueba de las Bakkōtō. Cuando Kisagi fue poseído por la Bakkōtō, Yamamoto le mató para poner fin a su sufrimiento. Amagai, después de matar a Kumoi, ataca al Capitán General usando su Bakkōtō para evitar que Yamamoto utilice su Shikai. Mientras que el viejo está indefenso, Ichigo llega y lucha contra el Capitán de la 3ª. Sin embargo, a pesar de que Amagai está a punto de morir y es superado por Ichigo, consigue atacar a Yamamoto. Pero después de que Yoruichi y el mismo Capitán General revelen la verdad sobre la historia de su padre, Amagai se suicida para expiar sus crímenes.

 

karakurabar

Nada más llegar, Aizen comenta que sabe perfectamente que está en una Karakura falsa, pero no demuestra ninguna preocupación respecto a esto.Los Capitanes discuten sobre a quien deben atacar primero. Llegan a la conclusión de que primero deberían eliminar a todos los Espada antes de atacar a Aizen. Yamamoto decide tomar la delantera y libera su zanpakutoh, Ryuujin Jakka, lanzando un ataque (Jōkakū Enjō) contra Aizen, Tousen y Gin, que los encierra en un círculo de llamas.

Ahora los tres traidores no tienen posibilidad de intervenir en la batalla y los Capitanes tienen vía libre para aniquilar a los Espada. Aunque parece que Aizen no está muy preocupado, según él, la batalla terminará sin necesidad de que participen.

Se revela que Yamamoto había mandado colocar cuatro pilares alrededor de la ciudad falsa que, si son destruidos, harán volver a la verdadera Karakura que actualmente está en la Sociedad de Almas. Baraggan en seguida se da cuenta de esto y envía a su Fracción a destruir las torres. Sin embargo este plan en seguida se desmorona gracias a cuatro soldados de Yamamoto, Kira, Yumichika, Ikkaku y Hisagi, los cuales han sido situados en los pilares para protegerlos. Después de que las torres hayan sido defendidas con éxito y los cuatro miembros de la Fracción de Baraggan hayan sido asesinados, los Espada y las Fracciones restantes se aparejan con los Shinigamis y empieza la batalla. En ese momento Yamamoto anuncia que la verdadera pelea ha empezado.

Algo más tarde los Tenientes están casi derrotados contra la “mascota” de la Fracción de Harribel, Ayon. Sólo queda Kira que se está ocupando de curar a sus compañeras. Ayon se dirige lentamente hacia él. Todo parece acabado, pero en el último vemos que, de golpe, el monstruo tiene un agujero sangrando en su pecho.

En ese instante, aparece Yamamoto delante de él diciendo que es patético que los Tenientes hayan sido derrotados y que tenga que luchar él en su lugar.

Ayon parece volverse loco al ver la sangre que sale de su cuerpo y libera mucho reiatsu, haciendo crecer su cuerpo en proporciones desmesuradas. Ataca a Yamamoto con toda su fuerza pero el Capitán General para su embestida fácilmente con una mano, como si se tratara de un juego de niños. Después de esto, Yamamoto usa su habilidad Nadegiri y parte por la mitad a Ayon que cae al suelo.

Incluso en el suelo el monstruo parece no rendirse, por lo tanto, Yamamoto decide ponerle punto y final y lo acaba quemando y destruyendo con su onda explosiva Gohappa.

Las Fracciones de Harribel no se creen lo que están viendo y deciden atacar las tres juntas al Capitán General, pero poco tienen que hacer con él. Sólo tiene que hacer servir una simple explosión para derrotarlas a las tres de golpe. Aún así, reconoce la valentía de sus enemigas y como recompensa, las “chamusca ligeramente”, según sus propias palabras.

Más tarde, cuando Harribel se piensa que ha derrotado a Hitsugaya, se dispone a atacarlo para vengar a sus subordinadas. Sin embargo, no llega a hacerlo ya que Toshirou vuelve a aparecer y continúa su combate con ella.

La batalla dará un vuelco con la llegada de Wonderweiss y su mascota Fura, que libera a los Capitanes traidores de su prisión de fuego. A la vez, son heridos considerablemente Ukitake y Shunsui, cosa que hace mostrarnos a un Yamamoto muy preocupado por el estado de sus discípulos.

La situación se ha vuelto muy desfavorable para los Shinigamis, pero vuelve a dar un giro con la llegada de los Vizards. El propio Yamamoto se muestra bastante sorprendido al ver estas caras conocidas después de 100 años. Shinji se aproxima al Capitán General para saludarle y Yamamoto le pregunta si ha venido en busca de venganza. Hirako se limita a decir que ha venido en búsqueda de venganza pero hacia Aizen. Luego le explica que si estaba enfadado con el Gotei 13, es por haber hecho una barrera tan difícil de atravesar. Luego también le dice que si no hubiesen encontrado al Teniente Sasabike fuera de ella, no podrían haber pasado. Chojiro aparece y se disculpa con el Capitán General por haberles dejado pasar, diciendo que había pensado que era necesario debido a las circunstancias, pero antes de que pueda acabar Yamamoto le perdona sus acciones. Luego Yamamoto le dice a Shinji si está de acuerdo en que sean aliados, y el Vizard le responde que es obvio que no lo son. Le dice que los Vizards no están en el bando del Gotei 13, pero que sí que están contra Aizen, y que son aliados de Ichigo. Entonces Yamamoto murmura para él mismo sobre esta última frase de Hirako.

Después que los últimos combatientes son derrotados por Aizen, Yamamoto hace acto de presencia liberando un enorme pilar de fuego, y haciendo que Aizen centre su atención en él. Sousuke le dice que ha aparecido demasiado tarde, ya que es el último rival que queda en pie. El ex Capitán le hace ver que si le derrota, el Gotei 13 se derrumbará. Yamamoto le pregunta a Aizen si realmente se piensa que le puede cortar con ese poder que tiene, y Sousuke le dice que no tiene porque cortarlo, porque ya lo ha hecho. El Capitán General se enfurece, pero antes de que pueda reaccionar, Aizen aparece detrás de él. En el momento en el que el Capitán General se gira para mirarlo, Aizen le clava su espada en el estómago. Sin embargo Yamamoto agarra el brazo de Aizen y le dice que ha sido capturado. Aizen intenta engañarle, diciéndole que quizá no ha capturado al verdadero, pero el Capitán General le dice que tan sólo necesita sentir el reiatsu que está atravesando su estómago para saber que se trata de el verdadero Aizen.

Luego Yamamoto revela que ha preparado una trampa para el Capitán traidor y libera su Ennetsu Jigoku, detallando que la pelea entera tenía el objetivo de atraparle con esta técnica. Aizen cuestiona que esto involucrará a todos sus subordinados, admirando al Capitán General por su determinación, y Yamamoto le dice que planea morir con él en las llamas. Luego le chilla a Ichigo y le dice que se aparte del lugar, ya que él no es parte del Gotei 13 y no tiene que compartir su destino. Aizen le pregunta si realmente se va a arriesgar a matar a los otros combatientes para destruirle a él, y Yamamoto le responde diciéndole que todos ellos están preparados para morir para destruir al mal, y que este es el verdadero espíritu del Gotei 13. Pero entonces aparece Wonderweiss, en su estado de Resurrección, detrás de Yamamoto, el cuál nota su presencia y le ataca. El Arrancar consigue bloquear su espada y golpea al Capitán enviándolo hacia la ciudad. Entonces Yamamoto empieza a estar confundido cuando se da cuenta de que las llamas de Ryūjin Jakka empiezan a desaparecer. Entonces Aizen le explica que sabe muy bien que Ryūjin Jakka es la Zanpakutō más fuerte y que en una batalla uno vs uno él es inferior al Capitán General. Luego detalla que Wonderweiss es el único Arrancar modificado y que su Resurrección, Extinguir, tiene el único objetivo de frenar a su Ryūjin Jakka.

Yamamoto se sigue preguntando qué ha pasado, haciendo que Aizen le explique que para sellar el poder de Ryūjin Jakka, Wonderweiss ha perdido el habla, inteligencia, memoria y razón. A continuación se despide del Capitán General. Entonces Wonderweiss se lanza a atacar a Yamamoto, pero éste le da un golpe devastador, con la fuerza suficiente como para crearle un gran agujero en el pecho y enviarlo a volar bien lejos hasta chocar contra un edificio. Entonces Yamamoto le pregunta a Aizen si realmente se pensaba que sellando su Zanpakutō sería suficiente para frenarlo. Le dice que es un ingenuo y le pregunta si se ha parado a pensar por qué ha servido como 1,000 años como Capitán General del Gotei 13. A continuación le dice que el motivo de eso es porque no ha habido un Shinigami más fuerte que él en los últimos mil años. Entonces usa el Shunpo y aparece justo delante de Aizen con la intención de golpearlo, pero es frenado por Wonderweiss, que recibe el impacto. Yamamoto se prepara para la batalla y se quita la parte superior de su vestimenta.

Wonderweiss ataca pero Yamamoto le esquiva. Luego le pregunta al Arrancar si no es capaz de adaptarse y aprender, o si de lo único que es capaz es de regenerarse. Entonces, de los hombros de Wonderweiss, aparece un  largo brazo que intenta atacar al Capitán General, pero éste consigue agarrarlo y arrancárselo. Wonderweiss chilla y aparecen otros brazos de sus hombros que empiezan a atacar a Yamamoto con un sinfín de golpes sin cesar. Entonces agarrafa los brazos de Yamamoto y saca a relucir aún más brazos, realizando un ataque aún más masivo que el anterior. Cuando para la embestida, Yamamoto, aparentemente no afectado, le pregunta si eso es todo lo que tiene, y a continuación le arranca los dos brazos que le estaban agarrando. Luego le dice que está contento de que ya no esté en su forma de niño, ya que esta vez no se va a contener. A continuación usa una técnica llamada Sōkotsu, derrotando por completo al Arracar.

Una vez muerto Wonderweiss, Yamamoto se vuelve a encarar con Aizen. Sousuke le dice que ya no podrá volver a utilizar a Ryujin Jakka en el futuro, pero que piense a dónde fueron a parar todas las llamas que el Capitán General había liberado antes de la resurección del Arrancar. Al oir esto, Yamamoto se da cuenta en seguida de lo que está sucediendo, se da la vuelta y recibe la explosión de sus propias llamas, dejándole muy herido.

Aizen, aprovechando el estado de Yamamoto, pretende darle el golpe final, pero el viejo le agarra y le lanza el Hadou 96, un kidou de sacrificio, como último recurso para derrotar al enemigo. Sin embargo, Aizen consigue salir vivo de ese ataque, aunque acaba siendo herido por Ichigo mientras huía.

Diez días después de la derrota de Aizen y su captura, Yamamoto vuelve a la Sociedad de Almas, donde sus heridas son curadas y donde podemos ver que ha perdido su brazo izquierdo. Se enfurece al enterarse que los Capitanes Shunsui, Byakuya y Kenpachi han perdido sus respectivos haoris, y les mete una regañina, aunque a ellos parece no importarles mucho.

Vemos por primera vez a Yamamoto cuando las manifestaciones de Katen Kyōkotsu, Minazuki y Sōgyo no Kotowari se aproximan a las oficinas de la 1ª División, mientras él está haciendo papeleo. En ese momento no se ve lo que ha pasado, pero más tarde, Muramasa detalla que Yamamoto ha sido sellado por las tres Zanpakutohs, después de que Ryūjin Jakka rechazara unirse a sus fuerzas. Más tarde vemos a Yamamoto dentro de una pirámide a la cuál las tres Zanpakutohs están vertiendo energía, haciendo que Yamamoto libere llamas para hacerlos retroceder.

Después de descubrir dónde está retenido el Capitán General, Zaraki, Shunsui, Ukitae, Yoruichi e Ichigo proceden a entrar dentro de las cuevas subterráneas de la Sociedad de Almas para rescatarlo. Finalmente Ichigo llega a la cámara donde se encuentra Yamamoto inconsciente dentro de la barrera con llamas, siendo imposible acercarse. Entonces Ichigo decide romper dicha barrera y liberar al anciano. A continuación Kurosaki empieza a combatir contra Muramasa, que le provoca para que use su máximo poder. Finalmente Ichigo le da lo que le estaba pidiendo y usa su Getsuga Tenshō al máximo nivel posible (con Bankai y Máscara de Hollow), provocando una gran explosión. Cuando el polvo se disipa, Yoruichi, Ichigo, Shunsui y Ukitake están presentes para ver como la barrera se rompe. Shunsui se da cuenta de que Muramasa ha combinado su poder con el ataque de Ichigo hacia la barrera para conseguir romperla. Entonces todos se dan cuenta de que estaban equivocados al pensar que había sido Muramasa quien había colocado esa barrera alrededor de Yamamoto. Lo que había sucedido es que había sido el propio Capitán General quien se había puesto esa protección.

Yamamoto se despierta y comenta que han perdido esta “ronda”. Luego usa su Shunpo y se mueve al lado de ellos. El Capitán General explica que Muramasa intentó entrar a su mundo interno para controlar el espíritu de su Zanpakutō como hizo con los demás. Muramasa confirma su explicación, comentando que poniéndose una barrera y entrando en un estado de inconsciencia, Yamamoto se aseguró de que no pudiera entrar en su mente. De hecho, había hecho salir los espíritus de los demás Shinigamis, y había provocado la “Rebelión de las Zanpakutō” para conseguir su objetivo final. Entonces Yamamoto y los demás observan como unas enfurecidas Katen Kyōkotsu y Sōgyo no Kotowari se lanzar a atacar a Muramasa por su traición y por manipularlos. Pero entonces todos se sorprenden al ver como una gran pared de llamas incinera a los dos espíritus, cosa que les demuestra que Muramasa ha tomado el control de Ryūjin Jakka. Finalmente Muramasa escapa, dejando a Ukitake preguntando a Yamamoto qué es Muramasa. El Capitán General le dice que se trata de una Zanpakutō con habilidades de parásito. Entra en la Zanpakutō del enemigo y la usa como sea necesario. Yamamoto les dice que el Gotei 13 debe pararle.

Mientras el grupo está atrapado en las llamas de Ryūjin Jakka, Yamamoto comenta que Muramasa es la Zanpakutō de Kuchiki Kōga, un Shinigami rebelde que una se puso en contra de la Sociedad de Almas. Kōga fue sellado en Karakura, y el Capitán General explica que el sabía romper el sello que estaba colocado en él, cosa que ahora también sabe Muramasa. Después de enviar a Ichigo a Karakura para frenar al enemigo, Yamamoto decide que es hora de castigar a su Zanpakutō.

Durante una reunión con los Capitanes en las oficinas de la 1ª División, Urahara le pide ayuda para restaurar los poderes de Ichigo. Yamamoto le dice que se aproxime con la espada especial que usará para ese propósito, y el tendero le pregunta si tiene la intención de ayudar. El Capitán General le dice que todos han sido salvados por Ichigo y que ahora es su turno para salvarle, aunque ese acto vaya en contra de las costumbres, sería vergonzoso para ellos no ayudar a alguien al que le deben tanto. Acto seguido le ordena a todos los Capitanes y Tenientes que pongan su reiatsu en la espada.

Yamamoto ordena a Renji que traiga de vuelta el cuerpo de Ginjō cuando éste muere. Más tarde, un mensajero reporta a Yamamoto que Ichigo ha llegado a la Sociedad de Almas. Cuando Kurosaki llega a la Primera División, se encuentra con Yamamoto y la mayoría de los otros Capitanes. El Capitán General empieza a decir que Ichigo ha luchado en una difícil batalla, pero éste le dice que ha venido a llevarse de vuelta el cuerpo de Ginjō, así lo podrá enterrar. Yamamoto acaba permitiendo esto, e Ichigo le dice que informe a los otros Shinigami sobre su licencia de Shinigami Sustituto, ya que va a volver a ocupar el mismo cargo de antes.

 

Vemos a Yamamoto en su oficina cuando recibe reportes sobre las investigaciones llevadas a cabo por la 11ª y 9ª División sobre las desapariciones en el Rukongai. Mientras su mensaje empieza a reportar sobre la 10ª División, es derribado antes de que pueda acabar su frase. Yamamoto se gira para encontrarse a los culpables del ataque: siete individuos enmascarados. Cuando pregunta quienes son, uno le saluda y le informa que están allí para declarar la guerra al Gotei 13. Entonces, uno del grupo de extranjeros le dice que el nivel de seguridad de la habitación del Capitán General no es muy alto, y Yamamoto le responde que él mismo es la mejor seguridad que puede haber allí. En ese momento, de repente, aparece el Teniente Sasabike propulsado a través de la habitación por una gran flecha que atraviesa su cuerpo. Entonces, el extraño le dice que le de las gracias a su Teniente por mostrarle cuál será su destino después de luchar y sacrificar todo, ya que la Sociedad de Almas será destruida en cinco días por el “Vandenreich”.

Yamamoto libera a Sasabike y mira a los hombres enmascarados. Uno de ellos le informa que se imagina que Yamamoto quiere preguntar quién son. Entonces le dice que no van a contestar, pero que es fácil de imaginar. A continuación se despiden del Capitán General y se van de la habitación usando sombras, con Yamamoto liberando su Shikai y quemando una gran área del lugar, antes de darse cuenta de que ya se han ido. Detecta que el reiatsu ya ha desaparecido del Seireitei, cosa que significa que no están afectados por el Shakonmaku. Entonces, Sasabike se despierta y le dice a Yamamoto algo sobre los hombres enmascarados y el Bankai, antes de morir. Un tiempo después, Yamamoto, solemnemente, observa la cremación de Sasabike, dando la orden de encender el fuego.

En una reunión de Capitanes, Yamamoto escucha el reporte de Akon sobre los rebeles que recientemente han declarado la guerra a la Sociedad de Almas. El Capitán Kurotsuchi informa de que sus enemigos son Quincy, aunque no sabe cómo pudieron ser capaces de invadir el Seireitei. Yamamoto decide que ya han escuchado suficiente y ahora sólo quiere saber dónde están sus cuarteles generales. Kurotsuchi afirma que lo desconoce, y el Capitán General se lamenta de no poder invadirlos, pero les pide a los demás Capitanes que se preparen para la guerra, ya que así no les cogerán desprevenidos la próxima vez.

Un poco más tarde, Mayuri le confirma que ordenó a su División matar a 28,000 ciudadanos del Rukongai para corregir el balance de almas. Yamamoto le pregunta por qué no pidió permiso, comentando que con la seriedad de la situación quizá lo hubiese obtenido, y Mayuri le dice que hubiese tenido que tomar la responsabilidad si las cosas hubiesen empeorado. Yamamoto le dice que la situación no sería tan mala si el Instituto de Investigación y Desarrollo hubiese reportado el problema más pronto. Pero esto hace que Mayuri le recuerde al Capitán General que no hizo caso de su aviso cuando Ishida entró a la Sociedad de Almas, y afirma que Yamamoto es el responsable de todo esto, ya que falló al matar a “ese hombre” hace 1000 años.

Un tiempo después, los Stern Ritter y el Líder de los Vandenreich invaden la Sociedad de Almas, mientras Yamamoto mira desde su oficinao. Le dice a Okikiba Genshirō que se quede y proteja la oficina, y luego e va. Más tarde, llega justo a tiempo para desviar un ataque del Stern Ritter Driscoll Berci, quien se pone eufórico ante su presencia. Driscoll revela que posee el Bankai robado de Sasabike y amenaza con matar al Capitán Comandante con él. Yamamoto es golpeado por el Bankai, pero dice que es más débil que cuando lo usaba su Teniente. En ese momento procede a asesinar e incinerar al Stern Ritter con su Shikai. Una vez que ha acabado con el enemigo, Yamamoto le dice a Hisagi que esté tranquilo, que él mismo se encargará de eliminar al enemigo. A continuación se dirige a la primera línea de batalla, enfrentándose a Juha Bach directamente, diciéndole que han pasado 1000 años desde la última vez que se vieron y afirmando que ha llegado allí para matarlo, mientras el primero sostiene a Zaraki Kenpachi, el cuál acaba de derrotar.

El Capitán Comandante es emboscado de inmediato por tres Stern Ritter, Äs Nödt‎‎, NaNaNa Najahkoop y otro de ellos, con la intención de matarlo, y creyendo que es un tonto por haberse aproximado a su líder él mismo.  Pero Yamamoto los incinera sin ningún esfuerzo a todos con Ryūjin Jakka. “Su majestad” comenta que han sido unos idiotas por haberse entrometido en su pelea, y además, al ver que el Capitán Comandante hace una mira de decepción, le dice a Yamamoto que parece que sus ojos quieran decir algo. El Capitán Comandante se lanza a atacarlo y hiere el antebrazo de Juha Bach. Además le dice que nunca valoró las vidas de sus subordinados, pero que su crueldad acabará hoy. Juha Bach le contesta diciéndole que aunque ha envejecido, al igual que en el pasado, Yamamoto sigue dejándose consumir por la ira. Yamamoto vuelve a atacar y Juha Bach, siendo incapaz de esquivarlo, manifiesta su arma espiritual. Yamamoto reconoce esta acción y el Quincy le dice que es como si su rival hubiese estado esperando a que él sacara su espada. Yamamoto confirma esto, y le dice que así podrá destruirlo completamente, tanto su carne, como sus huesos, como su espada. Acto seguido, libera su Bankai, Zanka no Tachi.

El subordinado de Juha Bach se pregunta si esa espada quemada es realmente el Bankai de Yamamoto, y “su majestad” le dice que no debe subestimar al enemigo, comentando que tiene la habilidad de incinerar cualquier cosa que corte. Yamamoto señala que Juha Bach vio su Bankai hace unos 1000 años, pero le pregunta si realmente se piensa que será igual que entonces. A continuación le dice a su rival que si quiere puede recibir otro ataque de Zanka no Tachi en su propio cuerpo y así determinar él mismo si sigue siendo el mismo Bankai que entonces.

Esquivando los ataques de Yamamoto, la capa de Juha Bach es cortada, y éste se pregunta por qué no hay llamas que vienen de la espada, a la vez que piensa que quizá el Bankai sí que ha cambiado durante los últimos 1000 años. Mientras se reafirma en que no hay una Zanpakutō que no tenga el Shikai y el Bankai conectados, se da cuenta de que el verdadero peligro está en el filo de la espada, después de ver que toca unos escombros y éstos son incinerados al instante.

Entonces Yamamoto explica la habilidad de Zanka no Tachi, Higashi, remarcando que ni el Blut Vene que poseen los Quincy se puede defender de esto. Pero, sin estar sorprendido, Juha Bach afirmar que simplemente tiene que cortarle sin tocar la espada. Sin embargo, mientras ataca, se da cuenta que la parte superior de su espada acaba de incinerarse. Yamamoto le dice que es demasiado ingenuo y que debería escuchar cuando los otros hablan, ya que si hay un “este”, también debe haber un “oeste”. Haciendo visible a Zanka no Tachi, Niki, el Capitán Comandante explica que todo ese calor intenso que posee le hace que no pueda ser tocado mientras está usando su Bankai, porque es como si todo su cuerpo estuviera envuelto por el Sol.

Mientras que Juha Bach se da cuenta que lo único que ha evitado que sea incinerado a distancia ha sido su Blut Vene, Yamamoto le pregunta por qué se queda parado, afirmándole a la vez que si se pone a correr, será asesinado de todas formas. Disparando una Heilig Pfeil, que es repelida fácilmente, y con su espada rota, Juha Bach declara que hay más técnicas Quincy además de su cruz y flechas. Al activar la técnica Kirchenlied: Sankt Zwinger, su protección es negada por la técnica de carga de Zanka no Tachi, Minami.

Alarmado por la represalia de Yamamoto que hace resucitar a hordas de cadáveres esqueléticos de aquellos que previamente había matado, Juha Bach denota la ironía de que un Shinigami pueda resucitar a los muertos y, llamando a Yamamoto una desgracia, salta sobre los no-muertos para atacar al Capitán Comandante directamente. Sin embargo, una torre de cadáveres se lo impide. Entonces Yamamoto le dice que observe detenidamente a los cadáveres que acaba de aplastar con sus propias manos y Juha Bach reconoce a subordinados caídos suyos entre ellos. Mientras que la duda del Quincy permite que la horda lo rodee, Yamamoto retrocede y le provoca, diciéndole que han fallado al sellar su Bankai. Entonces, explicando que es imposible sellar uno sin entender sus poderes y limitaciones, Yamamoto afirma que ese es el motivo que tanto el suyo como el de Ichigo sean inmunes, ya que él nunca había mostrado su potencial completo después de 1000 años.

Gritando por la provocación que acaba de recibir, haciendo que Yamamoto comente que aún sigue teniendo un corazón humano, Juha Bach afirma de nuevo que los no-muertos no son suficientes para pararle y empieza a derribar a sus antiguos aliados. Comentando que está viendo las lágrimas de Juha Bach, Yamamoto afirma que la amargura que acaba de experimentar es incomparable con el odio que tienen los Shinigamis caídos hacia él. A continuación libera su Zanka no Tachi, Norte. Acto seguido vemos la mayor parte de su torno y brazo izquierdo erradicados, y Juha Bach pronuncia sus últimas palabras, una disculpa a Juha Bach-sama, por no haber sido lo suficientemente fuerte.

Entonces Yamamoto se pregunta por qué su rival se estaba disculpando por perder, si era él quién había causado la guerra. En ese momento se gira y se sorprende al ver que el oponente contra el que había luchado no es Juha Bach sino el Stern Ritter, Royd Lloyd. Acto seguido hay una gran explosión detrás del Capitán General y ve como el cuartel de la 1ª División está en llamas. Yamamoto grita el nombre de su Tercer Oficial, el cuál se había quedado a cargo del lugar, y en ese momento aparece Juha Bach detrás suyo y le agradece a Royd el servicio que la ha dado, para justo después incinerar su cuerpo con una técnica Quincy.

Yamamoto le pregunta dónde ha estado todo este tiempo y el líder del Vandenreich le responde preguntándole qué hay bajo los cuarteles de la Primera División. Luego afirma que ha ido a la prisión central subterránea para hablar con Aizen y pedirle que se uniera a su ejército como potencial de guerra especial, aunque éste se negó. Luego le pregunta a Yamamoto si ha usado su poder para luchar contra su “yo” falso y el Capitán General empieza a inicial su Bankai, pero en ese momento Juha Bach se lo roba con su medallón. El Quincy le explica que el motivo por el que no le habían robado su Bankai era simplemente que se necesitaba tanto poder que sólo el mismo juha Bach era capaz de hacerlo. Este es el motivo por el que ordenó a Royd el no hacer nada hasta que volviera. A continuación, Juha Bach provoca a Yamamoto, preguntándole si debería usar su bankai para llamar a los Shinigamis muertos para que lucharan contra él, y acto seguido hace un movimiento con su espada, que hace caer del cielo una gran espada hecha de energía espiritual. Entonces el Quincy se despide de Yamamoto y le ataca.

A causa del ataque, el líder de los Shinigamis es biseccionado desde sus hombros hasta su cadera y cae al suelo muriendo. Juha Bach le reprende la actitud que ha tenido y empieza a caminar para irse, pero en un último intento, Yamamoto le agarra, haciendo que el Quincy le corte el brazo. Juha Bach le dice al Capitán General que es un tonto y le explica por qué nunca le ha considerado como un potencial de guerra. Luego le afirma que se ha vuelto más débil con el tiempo, y que la época en la que era una verdadera amenaza fue hace 1000 años. Luego remarca que la Sociedad de Almas morirán pronto pero que Yamamoto nunca ha conseguido entender que el gotei 13 murió hace 1000 años junto a los Quincy. A continuación, el líder de los Quincy activa su arco espiritual y libera un gran ataque, incinerando completamente el cuerpo de Yamamoto.

 

– Yamamoto nunca ha conseguido estar en el top 50 de las encuestas de popularidad de Bleach, pero su Zanpakutō, Ryūjin Jakka, consiguió el puesto 32.

– Es el autor de “Got a minute?” en la revista Seireitei Communication.

– La Asociación de Mujeres Shinigamis publicó una colección de fotos de Yamamoto, llamada Skeleton, que fue desechada.

– Le encanta visitar aguas termales y siempre lo acompaña su Teniente, pero éste pone la temperatura del agua muy caliente y Chojiro Sasakibe no la soporta.

– Es totalmente falso el rumor que circula sobre que Shigekuni Yamamoto-Genryūsai es el 30º Comandante General del Gotei 13 en la historia de la Sociedad de Almas. Esta información se produjo a consecuencia de una mala traducción del japonés al inglés, en la que se confundió el número 13 (del Gotei 13) con el número 30.

– Mientras que su Teniente, Chōjirō Sasakibe, prefiere la cultura occidental, Yamamoto es un gran admirador de las costumbres orientales, especialmente de la ceremonia del té japonesa. Una vez al mes celebra una sesión de este arte para los miembros de la 1ª División.

– La principal afición de Shigekuni Yamamoto-Genryūsai es, aparte del té, tumbarse a tomar el sol en su balcón. También le gusta trenzarse él mismo su barba y se retira los pelos sueltos, algo que hace mensualmente.

– Probablemente a consecuencia de sus años en la Academia, Yamamoto tiene la costumbre de referirse a otros personajes con apelativos como “jovencito”, “niño”, “crío”, etc., sobre todo a la hora de combatir. De la misma forma, cuando se propone derrotar a un enemigo suele emplear verbos tales como “castigar”, “enseñar” o “aplicar un correctivo”, como si fuesen niños traviesos.

– Es posible que su té no sea muy bueno, ya que Nanao Ise rechaza en numerosas ocasiones el ofrecimiento de Yamamoto de preparar esta bebida para vender en la Jump Festa.

– Ha realizado ceremonias del té privadas a las que han acudido Retsu Unohana, Byakuya Kuchiki y Renji Abarai (este último en una sola ocasión, por invitación de su capitán). En una de ellas apareció Yachiru Kusajishi pidiéndole dulces, que le dio Yamamoto con un cariño similar al que muestran los abuelos por sus nietos.

– A veces la edad parece que le pasa factura a Yamamoto. En una ocasión se quedó dormido después de haber citado a Shunsui Kyōraku a su presencia.

– Según afirma en un omake durante la Saga de los Cuentos Desconocidos de las Zanpakutō, Yamamoto ha pasado numerosos momentos felices junto a Ryūjin Jakka, a la que ha utilizado para calentarse, hacer la comida o freirle un pescado cuando tenia hambre.

– Shunsui Kyoraku, Jushiro Ukitake, Retsu Unohana y él son los unicos capitanes que llevan mas de 100 años en el puesto.

– Se creia que el Bankai de Yamamoto era el gran fenix de fuego Kikō’ō, por culpa de unas palabras de Tite Kubo al principio del Tomo 32 (Howling)

– A Yamamoto le molesta mucho que los capitanes no lleven su haori, como demostró al regañar a Kenpachi, Byakuya y Kyoraku por haberlos perdido en sus batallas.

– En “Burnout the Inferno 2” se autoproclamó el Shinigami más poderoso que ha nacido en 1000 años.

– Es, junto a todos los Tenientes, Capitanes, Shinji Hirako, Kisuke Urahara, Yoruichi Shihoin, Isshin Kurosaki y Hanataro Yamada, uno de los Shinigamis que aportaron su reiatsu para devolverle sus poderes de Shinigami a Ichigo Kurosaki.

– En una reciente entrevista, se le preguntó a Kubo si la perdida del brazo de Yamamoto cambió su forma de ser, a lo que Kubo respondio que dificilmente Yamamoto cambiaría, pero aclaró que a pesar de que no cambió su personalidad, muy por dentro él ha mostrado ciertos cambios en su actitud.

– Es uno de los pocos personajes cuyo Bankai tiene un nombre muy distinto al de su Shikai. Los otros dos conocidos son Gin Ichimaru y Sui-Feng.

– (A Shunsui Kyoraku y Jushiro Ukitake): “Vengan pequeñajos, esto estará más allá de una simple paliza.”

– (A Shunsui Kyoraku y Jushiro Ukitake): “Cualquier discusión seria una perdida de tiempo… COMENZEMOS.”

– (A Shunsui Kyoraku y Jushiro Ukitake): “¿Que sucede? ¿Acaso no piensan liberar sus espadas? A menos que quieran conventirse en cenizas sin resistencia alguna.”

– (A Ise Nanao): “Dejalo, no tengo paciencia para enseñar a un bebé como tú a respirar.”

– (A Aizen) ¿Crees que por que sellas a Ryūjin Jakka puedes ganarme?, no por nada he sido el Comandante general por mas de mil años ¡ingenuo!.

– (A Byakuya ): “¡No es por eso que estoy preocupado! ¡¡Y los haori no son baratijas tonto!!”

– (A Byakuya, Kenpachi y Shunsui): “¡¡La victoria no es todo lo que importa en una pelea!!”

– (Al matar a Ayon): Cielos, cielos hacer intervenir al Comandante General.

– (A Wonderweiss): Me alegro de que no conservaras esa forma de niño, ahora puedo Destruirte sin remordimientos

– (A Shunsui y Ukitake): Como te he enseñado antes, no hay misericordia para los que obstruyen la justicia

– (A Kyoraku Y Ukitake): Uno deja de Sostener la Justicia cuando abandona la Justicia Universal.

– (A Luders Friegen): Estoy aqui… ¡No hay mejor seguridad que esta!.

– (A Mayuri Kurotsuchi) Si el Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico hubiese sido rápido reportando el asunto y haciéndole frente quizás la situación no se hubiese puesto tan seria.

– (A Driscol Berci): “Chojiro debes estar realmente mortificado, el Bankai con que pasaste tanto tiempo para mejorarlo… ¡¡No era tan Débil!!.”

– (A Hisagi): “No te preocupes. Mataré con mis propias manos a todo el mundo del ejército rebelde”

– (A Juha Bach): “… han pasado mil años. Juha Bach. He venido aquí para aniquilarte.”

– (A Juha Bach refieriendose a su bankai): ” Puedes probarlo en tu propio cuerpo.. para comprobar si es lo mismo que hace 1000 años o no.”

– (A Juha Bach):”¿Qué pasa? ¿Sólo te quedaras mirando? No esa pregunta fue poco mezquina. No me sorprende que no te muevas con tu espada rota, ya no te quedan técnicas. Está bien eres libre para salir huyendo. Sin embargo te cazaré y mataré de inmediato”

 

  • Maestro espadachín: Como fundador de la Academia de Shinigamis, junto con dos mil años de experiencia de combate, se sabe que Yamamoto es el combatiente más poderoso de la Sociedad de Almas. Pocos podrían salir con vida de una lucha contra él. Es capaz de luchar contra dos Shinigamis de nivel Capitán a la vez, incluso con una sola mano. Su nivel con la espada es tan poderoso que es capaz de eliminar a su oponente con un espadazo muy preciso.
    • Hitotsume: Nadegiri (一つ目・撫で斬り, “El Primero: Golpe Asesino”): Esta técnica básica permite realizar un corte preciso a una gran velocidad y con una gran fuerza. El oponente puede ser eliminado por un sólo espadazo tan preciso, que no se da cuenta de él hasta que ya ha sido realizado.
    • Onibi (鬼火, “Fuego Oni”): Una técnica donde Yamamoto coge su Zanpakutō sellada en su forma de bastón y usa un poderoso impulso para crear un gran agujero en el cuerpo de la criatura Ayon.
  • Maestro del Shunpo: Tiene una gran habilidad y mucha experiencia en el arte del Shunpo, siendo capaz de superar fácilmente a Shunsui y Ukitake en términos de velocidad en una persecución por el Seireitei. En esa ocasión, llega al destino antes que ellos sin que los otros Capitanes se den cuenta.
  • Maestro Estratega y Táctico: Con sus años de experiencia como profesor y guerrero, junto con los que ha sido Comandante de todo el Gotei 13, Yamamoto es un hombre muy inteligente. Es capaz de ajustarse rápidamente a nuevos desarrollos y tomar las decisiones apropiadas. Tiene una gran perspicacia táctica, tal y como se mostró en las preparaciones de la batalla de Karakura. Como señaló Aizen, Yamamoto es muy astuto, preparando una trampa para matarlo mientras Aizen estaba centrado en los Vizards y en el resto del Gotei 13. También ha mostrado ser un hombre muy perceptivo, tal y como se vio cuando pudo ver fácilmente que Mayuri estaba ocultando conocimientos sobre los Bounts. Su habilidad en batalla es innegable, y como Capitán Comandante, normalmente ha enviado y dirigido a los Capitanes y Divisiones para que combatan a lo largo de siglos.
  • Poder Espiritual inmenso: Siendo uno de los miembros más antiguos de la Sociedad de Almas, Yamamoto posee un Reiatsu muy poderoso, capaz de hacer que otros Shinigamis de nivel Capitán suden de miedo y de paralizar a una Teniente como Nanao Ise con tan sólo una mirada. Esto hizo que se desmayada y tuvo que ser puesta a salvo a cierta distancia de Yamamoto para que simplemente pudiera volver a respirar. Su fuerza pura es lo suficientemente grande como para liberarse de 4 Bakudōs de alto nivel a la vez. Incluso Aizen reconoce que el poder de Yamamoto es superior al suyo. El Capitán Comandante afirma que el motivo por el que ha sido capaz de mantener este puesto durante más de 1000 años, es porque no ha existido un Shinigami más fuerte que él en todo este tiempo. El poder espiritual de Yamamoto tiene el mismo efecto que su Zanpakutō, ya que es la representación elemental del fuego. Suele brillar con una ardiente aura que tiene el potencia de quemar todo lo que le rodea sin el uso de su espada. Es la formidable presión de su reiatsu la que hace que se vea como si fueran llamas.
  • Fuerza inmensa: Yamamoto ha mostrado tener una fuerza física tremenda, tal y como se mostró cuando formó con facilidad un agujero en el pecho del monstruo Ayon con poco esfuerzo, usando sólo el extremo de su bastón. También paró con facilidad uno de los golpes de Ayon y le superó en poder a pesar de que la quimera tenía un brazo y cuerpo inmensos. >La fuerza de Yamamoto es tan inmensa que tan solo un puñetazo suyo fue capaz de provocar un gran agujero en el pecho de Wonderweiss mientras estaba en su estado de Resurrección, así como enviarlo a volar a través de varios edificios. También le hemos visto arrancándole los brazos al Arrancar con sus manos desnudas con poco esfuerzo. Con un doble puñetazo fue capaz de destruir el cuerpo completo de Wonderweiss.
  • Resistencia inmensa: A pesar de su avanzada edad, Yamamoto es capaz de luchar durante largos períodos de tiempo sin símbolos de cansancio, incluso contra dos de los Capitanes más fuertes de la Sociedad de Almas, Shunsui y Ukitake, sin recibir ningún tipo de herida. También ha mostrado ser capaz de recibir ataques directos de los demás sin ser eliminado. Incluso Aizen le llegó a atravesar con su espada, sin que Yamamoto ni siquiera se inmutara por el daño recibido.
  • Durabilidad inmensa: Además de su resistencia, Yamamoto ha mostrado tener una gran durabilidad, como por ejemplo recibió una avalancha de puñetazos de los múltiples brazos de Wonderweiss y salió con simples rasguños. Fue capaz de aguantar una explosión directa de las llamas que tenían el poder de incinerar toda la ciudad de Karakura y una gran área alrededor de ella. Cuando era joven, retó a Sasabike a que le derrotara con su recientemente conseguido Bankai, y al final sólo recibió una cicatriz en su frente. 2000 años más tarde, recibiría un sinfín de ataques de los poderosos rayos del Bankai de Sasabike (lanzado por un Stern Ritter), y sólo quedaría un poco chamuscado por su poder.
  • Maestro del Hakuda: Yamamoto es un combatiente muy peligroso incluso sin su Zanpakutō. Tiene una gran habilidad con la espada, pero también en la lucha cuerpo a cuerpo, tal y como se ve cuando frena con muchísima facilidad un golpe de Ayo. No se sabe si ha perdido facultades debido a su avanzada edad, pero lo que sí que es cierto es que sigue siendo un peligroso y habilidoso combatiente. Yamamoto también es capaz de realiza poderosos golpes que pueden aplastar el Hierro de los Espada y bloquear la mayoría de golpes de un oponente con múltiples brazos.
    • Ikkotsu (一骨, “Hueso único”): Puñetazo con un gran poder, que es capaz de destruir la zona en la que impacta. Con este golpe, fue capaz de abrir un boquete en el cuerpo de Wonderweiss y lanzarlo a gran distancia, destruyendo el edificio con el que el Arrancar chocó.
    • Sōkotsu (双骨, “Hueso doble”): Lo mismo que el anterior, pero esta vez golpeando con los dos puños. Con este ataque, casi consigue desintegrar a Wonderweiss por completo.
  • Maestro del Kidō: El gran conocimiento de Yamamoto del Kidō es tan inmenso que puede realizarlo sin decir el nombre del hechizo, mientras que otros usuarios necesitan decirlo, o incluso necesitan recitar el encantamiento entero. También es capaz de producir barreras inmensamente poderosas para protegerle de todos los peligros. Yamamoto es capaz de usar un Hadō de nivel 96 sin encantamiento y teniendo un gran efecto.

 

Yamamoto es un personaje jugable de la mayoría de los videojuegos de Bleach. Lucha con su Shikai y una variedad de ataques. También le hemos podido ver usar el Jōkaku Enjou y el Nadegiri en el juego Soul Carnival 2.

Aparece en las cuatro películas de Bleach, pero tiene un papel poco importante en ellas.

En los juegos de Nintendo DS, Bleach: The Blade of Fate y Bleach: Dark Souls, es capaz de realizar Ama no Murakumo y Yazuhomura no Orochi. El primero de ellos es conocido como “Kusanagi no Tsuguri”, que es una de las tres insignias reales de Japón, y el último hace aparición en Bleach: The 3rd Phantom. Cuando realiza Yazuhomura no Orochi, su ataque más fuerte en estos juegos, lanza un gran pilar de fuego hacia arriba, que cae sobre el enemigo y sus alrededores. En Bleach: The 3rd Phantom, crea un área ardiente que incinera a sus oponentes. También en Bleach: The 3rd Phantom, es capaz de usar hechizos ofensivos, como el Shakkahō y el Sōkatsui.

 

Ryujin Jakka




Processing your request, Please wait....

285 Respuestas to “Shigekuni Yamamoto-Genryusai”



  1. Gabo dice:
    Descansa en paz Yama Ji… :zyzya:



Responde




:zzzichim: :zzzichi: :zzyruk: :zzxino: :zzwcha: :zzvish: :zzuura: :zztyyor: :zztyor: :zzsish: :zzrjin: :zzqur: :zzpkon: :zzotat: :zzmnoba: :zyzya: :zysoi: :zxxichi: :zxichi: :zwuno: :zvaiz: :zvaiz2: :zubya: :ztkom: :zsshun: :zrtou: :zrtou2: :zqhit: :zpmayu: :zpken: :znuki: :yzcho: :yyoma: :yxkir: :ywisa: :yvmomo: :yuren: :ytiba: :ysnana: :yrhisa: :yqmats: :ypyach: :yonem: :ynsen: :ymkiy: :ylkai: :ykikka: :yjyum: :yiyam: :yhyas: :ygkuu: :yamm: :xzstar: :xybarra: :xxharr: :xwulqui: :xvnnoi: :xugrim: :xtzom: :xssszay: :xraaro: :xqlup: :xpwon: :xogan: :xmcir: :xlale: :xknak: :xjedra: :xisha: :xhdiro: :xgyil: :xggtes: :xfart: :xenell: :xdice: :wzhir: :wyhiy: :wxhac: :wwros: :wvmas: :wulov: :wtlis: :wsken: :wrkar: :wqsawa: :wpbou: :woota: :wnkog: :wmyoshi: :wlmab: :wkyoshi: :wjjichi: :wjban: :wiwho: :wink: :twisted: :roll: :oops: :mrgreen: :lol: :idea: :evil: :cry: :arrow: :?: :-| :-x :-o :-P :-D :-? :) :( :!: 8-O 8)

1890entradas en el blog
Sugerir Ficha


  • Publicidad


  • Visitas por página

    • 301 Moved Permanently
  • Visitas antiguas

    • 1602181

  • Chat



  • Top Posteadores

    • carmen
      (2094)
    • gabo
      (1991)
    • maritimo
      (1936)
    • saya
      (1571)
    • Jennyfer Riveros
      (1365)

    Comentarios Recientes